jump to navigation

‘El ambidiestro’, ‘Vicenta’ y ‘(En)terrados’, primero, segundo y tercer premio de Un Mar de Cortos mayo 2, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine español, Cortometrajes, Festivales.
trackback

Ayer se clausuró el I Festival Iberoamericano Un Mar de Cortos de San Fernando. Durante tres días se pudieron ver en el Palacio de Congresos 40 cortometrajes procedentes de distintos puntos del país, una selección de la que han quedado finalmente tres cortos para los tres premios del certamen. El jurado, compuesto por el actor Francisco Algora, el escritor Montero Glez, David Doncel (director del Festival de Música de Cine de Úbeda), Patricia García Blanca (experta en proyectos culturales) y José Manuel Serrano Cueto (coordinador de este blog) acordó que el palmarés debía caer en El ambidiestro, de Nono Palomino, situado en la Guerra Civil y con una moraleja clara: en las guerras siempre pierde el pueblo; Vicenta, de SAM, un divertido corto de animación con influencias de Frankenstein; y (En)terrados, de Álex Lora, que aborda con una factura casi documental la enorme problemática de la juventud para encontrar piso.

La primera edición de Un Mar de Cortos homenajeó al cineasta isleño Gabriel Blanco, sin duda el momento más emotivo del festival, ya que se contó con la presencia de sus familiares, que llevaron a San Fernando la Concha de Oro de San Sebastián, y se glosó su vida y obra a través de las palabras de uno de sus grandes conocedores: el historiador sevillano Rafael Utrera,. Los cuatro cortometrajes suyos que se exhibieron, La edad de piedra (1965), Algo de amor (1970), Vía libre al tráfico (1975) y La edad del silencio (1978), demostraban cómo entonces algunos cineastas eran bastante más atrevidos que los actuales. Ninguna de estas propuestas ha perdido vigencia; al contrario: Blanco, preclaro, denunció situaciones sociales que hoy están aún más presentes.

Además, Javier León, especialista en animación, impartió una charla que agradó a la concurrencia, especialmente cuando aseguró que el techo de la Biblioteca de Alejandría de Ágora, que él mismo diseñó, no está tomado sino del parque isleño Almirante Laulhé.

El Festival Iberoamericano Un Mar de Cortos debe crecer y para eso necesita no solo el apoyo de las instituciones, que sí parece tener, sino también, y sobre todo, del público isleño para el que se realiza. El pistoletazo de salida ya está dado. Ahora hay que confiar en que las cosas grandes se hacen con el tiempo. Esperemos que Un Mar de Cortos consiga convertirse en unos años en un referente. La ciudad de San Fernando se lo merece.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: