jump to navigation

‘Conocerás al hombre de tus sueños’, la frustración es cosa de todos mayo 12, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine estadounidense, Comedia, Críticas, Drama.
Tags:
trackback

Aprovechando el paso de Woody Allen por Cannes para presentar Midnight Paris repesco una crítica de Conocerás al hombre de tus sueños publicada en la extinta Pasionporelcine.es.

Woody Allen sigue siendo un maestro. No importa lo que haga, como tal siempre lo hace bien. Por comparación con las comedias hollywoodienses de Jennifer Aniston y compañía, su peor película es una obra maestra (por eso me congratulo de que España se haya convertido en coproductora de sus últimos trabajos). A mí su Conocerás al hombre de tus sueños, ni mucho menos la mejor de su filmografía, me resulta de lo más placentera, especialmente porque Woody, una vez más, sabe que los mayores conflictos se encuentran en cada individuo. No es necesario recurrir a grandes enfrentamientos bélicos para crear dramatismo; Woody lo hace a través de los (grandes) pequeños dramas cotidianos, esos con los que todos, de alguna forma, nos podemos sentir identificados. Pero si ver en pantalla nuestra amarga rutina no es un aliciente, ávidos como estamos de evadir nuestras preocupaciones, Woody Allensabe distanciarnos a través de su peculiar sentido del humor, que, como siempre, vertebra este relato de infidelidades y sobre todo frustraciones.

Conocerás al hombre de tus sueños está repleta de personajes que quieren lo que no pueden tener (incluídos otros compañeros sentimentales), que necesitan cumplir ciertos objetivos porque así creen que paliarán sus tristes realidades: Alfie, un viejo (glorioso Anthony Hopkins) que desea ser joven, Roy, un escritor (extraño Josh Brolin) acabado que desea el éxito a cualquier precio, Sally (creíble Naomi Watts) que quiere ser madre y dueña de una galería de arte… En definitiva, todos aspiran de alguna manera a ser lo que no son. La vida, empero, les demostrará que no podrán escapar de sí mismos, pero, al menos, podrán evolucionar si se lo proponen. No es casual que el único personaje que consiga superarse sea el más maltrecho de todos: Helena, una señora mayor (estupenda Gemma Jones) abandonada -y humillada- por un esposo que se casa con una “barbie silicona”, que tiene que pagar el alquiler a su hija y a un yerno que no soporta, etcétera, etcétera. Ella encuentra consuelo soñando con los pronósticos de una supuesta falsa vidente y, en su convencimiento de que las visiones son reales, estas acaban por materializarse. En verdad, como dice el título, ella sí encontrará al hombre de sus sueños, aunque no tenga mucho que ver con la imagen que se había forjado de él. Así pues, el hombre de los sueños de Woody Allen tiene más que ver con Roger Ashton-Griffiths (el actor que da vida al novio final de Helena) que con Antonio Banderas (el frustrado “príncipe azul” de Sally).

Se trata, pues, de creer en los sueños, sin forzarlos, siendo conscientes de que tenemos nuestros límites. Y, sobre todo, es cuestión de ser sinceros con nosotros mismos: ¿llevamos la vida que realmente queremos llevar?

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: