jump to navigation

‘Los mercenarios’: “Si se reconoce la estulticia de su guión, la película es un honesto entretenimiento de cabo a rabo” mayo 14, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Acción, Cine estadounidense, DVD / Blu-Ray.
Tags:
trackback

23.000 usuarios han sido demandados por descargarse Los mercenarios. Aprovechando esta noticia repesco la crítica sobre la película que escribí cuando se estrenó.

Prometía acción y no ha defraudado. Hostias a espuertas. Explosiones. Disparos a bocajarro. ¿Qué otra cosa podía esperarse de Los mercenarios, una de las películas más honestas de los últimos años? Sylvester Stallone no es Clint Eastwood, y quizás lo sepa, así que ha decidido demostrar que, a sus 60 y pico años, sigue siendo un respetable “action man”, un tipo duro que, lejos de intentar realizar dramas profundos, se sincera consigo mismo y se dedica a lo que mejor sabe hacer: repartir estopa. Y ahora lo hace retomando las claves de los 80, cuando un americano bien entrenado, con pantalón de camuflaje y prominentes venas en los bíceps podía cargarse impunemente a cien, doscientos o trescientos soldados del ejército del dictador sudamericano (o musulmán) de turno. Como héroes venidos de un país superior, los héroes de acción salvaban a los pobres indígenas, incapaces por sí mismos de plantar cara al régimen. Los guerrilleros, en muchos de los casos, o eran igual de malotes o unos engreídos que no tenían ni idea de coger la sartén por el mango (o sea, de apretar el gatillo sin tiemble). Esos “rambos” y “commandos” se olvidaban así de Emiliano Zapata, del Che Guevara y del Subcomandante Marcos.

Así pues, Stallone no se quiere salir del tiesto y retoma igual jugada, aunque en este caso el dictador quiera redimir sus pecados en el último momento, ya que el verdadero villano de la cuestión es un ex agente de la CIA interpretado por Eric Roberts, el hermano bastardo (sin serlo) de Julia “labios” Roberts. Pero finalmente lo que mueve al grupo de “supermachos” a la lucha no es ni el americano traidor ni la dictadura, sino, simple y llanamente, una mujer. Galantes que son. Los mercenarios es una traca de principio a fin y una astracanada en la que todos se ríen de todos, incluso de sí mismos, estando el clímax de la autoparodia en la ya legendaria secuencia del encuentro entre Stallone (Barney) y Arnold Schwarzenegger (Trench) con mediación de Bruce Willis (Señor Iglesia). En esos segundos, Sly y Arnie, dos mercenarios rivales, se carcajean de la competencia que tuvieran antaño, cuando ambos compartían salas con sus respectivas películas. Son dos amigos retándose a ver quién es el mejor. Es el tono de toda la película, lo que subyace debajo de tanto mamporro: la nostalgia de los viejos camaradas. Una reunión de machotes que miden su virilidad por el tamaño de sus pistolas a sabiendas de que es lo único que les queda. Por eso Stallone tendrá piedad con todos y cada uno de los miembros de su equipo, a cual más brutote, dando posibilidad a que corten más tela en al menos en otra secuela.

De la oferta espectacular de este verano, Los mercenarios es la opción más digna (si se me permite este término en película tan salvaje) y demuestra que no hacen falta justificaciones intelectualoides cuando lo que se ofrece realmente es acción pura, dura y gamberra. Si se sabe ver sin prejuicios, tomándose la distancia necesaria, reconociendo la estulticia de su guión, Los mercenarios es un entretenimiento de cabo a rabo que disfrutarán, sobre todo, quienes fueron jóvenes en los 80. Un poco de la añoranza de cuando, niños que éramos, quisimos ser Rocky, Rambo o  Dutch no viene mal de vez en cuando.

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: