jump to navigation

Entrevista a Luis M. Rosales, el gran bokor de ‘Scifiworld’ junio 9, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Ciencia-ficción, Entrevistas, Gore, Terror.
Tags: , ,
trackback

Hay cosas que son de ciencia-ficción. 2001, la de Kubrick, es de ciencia-ficción, clarísimo. Asimov escribía de ciencia-ficción, ¿verdad? Que el pepino, ¡el pepino! (ojo: no el español), pudiera tener una bacteria llamada e.coli que mata también es casi de ciencia-ficción… Pero lo que es de ciencia-ficción, de verdad de la buena, es que una revista de cine en papel especializada en terror, scifi y fantasía, ¡y española!, esté a punto de cumplir 40 números. Esto, frikiamigos, sí que parece de ficción. Lo ha conseguido Scifiworld, una revista gallega (sí, ni de Madrid ni de Barcelona); una publicación que nace cerca de las almejas de Carril, cerca también del pueblo natal de Valle-Inclán, en el que nació Pepe Rubianes, inserta en historias de meigas y santas compañas… Es quizás por todo esto, pero sobre todo por el empeño de sus impulsores, con Luis M. Rosales a la cabeza (y en la foto con uno de sus ídolos: Ray Harryhausen), manejando los hilos, insuflando quizás toxina de pez globo, el que ha conseguido el prodigio. Hoy, y aún más después de hacer esta entrevista a Luis, y de hablar con él por teléfono, me enorgullezco de haber presenciado el nacimiento de esta revista en 2008 y de haber estado a su lado cuando daba sus primeros pasos. He decir que la revista es mucho mejor revista desde que yo me fui (a lo mejor tiene que ver el que yo me fuera), aunque he vuelto a sus páginas esporádicamente.

Después de tanto tiempo -hace mucho que no nos vemos- he querido charlar para Friki Films Blog con Luis M. Rosales. Nos habíamos distanciado, pero la vida, que a veces nos da reveses y nos hace reflexionar sobre tantas cosas, pasado incluido, quiere que miremos las cosas de otra manera. Hoy quiero que esta entrevista sirva de (re)encuentro.

¿Desde cuándo sientes afición por el cine de género? Y, en concreto, ¿qué sueles preferir: terror o ciencia ficción?

Pues en realidad desde muy pequeño. Comenzó como comienzan estas cosas. Primero fueron los libros y los cómics. ¡Me encantaban Julio Verne, los cómics de Conan y los dinosaurios! Luego le llegó el turno a los dragones, la mitología, el rey Arturo y, cómo no, el cine. Mi hermana era aficionada a las películas de terror y una noche pasaban una película de Drácula con Christopher Lee. Yo quería verla, conocía al personaje como puedes suponer ya que está muy arraigado en la imaginería popular, pero no había visto nunca una película así que quería verla pero mis padres no me dejaban. Así que mientras se suponía que estaba durmiendo, y cuando fueron a ver la película, me deslice por el pasillo en silencio. Recuerdo la música vívidamente, como si fuese hoy. Me asome por la puerta y miré la pantalla del televisor. En ese momento Drácula descendía por la pared hacía un balcón. La chica gritó y yo… ¡también! Inmediatamente me enviaron a mi habitación. Y evidentemente me costó mucho dormirme por que tenía miedo. ¡Temía que en el momento en que cerrase los ojos Drácula bajaría por la pared del edificio hasta el balcón para colarse en mi cuarto!.

¿Cuáles son tus iconos del cine de terror? ¿Qué película, solo una, elegirías para llevarte a esa isla desierta de la que siempre se habla? ¿Y a una isla repleta de zombis?

Iconos muchos. Drácula, Frankenstein, Ash, Freddy Krueger (Nota del entrevistador: a la derecha con Robert Englund)… Casi todos de terror ya que es el cine que más bebí durante mi adolescencia. Aunque guardo un rincón en mi corazón para el capitán Kirk y el señor Spock. Pues para la isla desierta me llevaría La novia de Frankenstein casi sin lugar a duda. Y a una isla repleta de zombis me llevaría Terroríficamente muertos. ¡Por aquello de que se me pegue algo de Ash!

¿Por qué Galicia no explota para el cine todo su filón mistérico?

Es una provincia repleta de leyendas y con paisajes y ambientes que se prestan mucho al terror. Es una buena pregunta. Desde los tiempos de Amando de Ossorio han sido muy poco los títulos que han recurrido a las leyendas y ambientes gallegos. Quizá uno de los motivos es el desinterés del gobierno gallego, casi siempre de derechas, en facilitar y ayudar a que se produzcan proyectos en nuestra tierra. Y es que la cultura, y por ende el cine, casi siempre es secundaria para ellos.

¿En qué momento decides que quieres aportar algo al cine fantástico?

Siempre he sido bastante inquieto. He dibujado cómics, escrito algún que otro relato, tocado el bajo en varios grupos… Siempre he estado en algo relacionado con la cultura y el entretenimiento. Creo que la primera vez que decidí embarcarme en una aventura fantástica fue a raíz de la creación de uno de los primeros clubs de rol que surgieron en Galicia en los 80.

¿Antes de Scifiworld on-line hiciste algún fanzine? ¿Cómo fue eso y cómo surge en una ciudad como Vilagarcía de Arousa?

Pues sí. Como te comentaba antes, allá por los 80, un grupo de amigos aficionados al rol decidimos crear un club en el que intercambiar libros de fantasía, terror y ciencia ficción. Hacía poco que habíamos visto “El dragón del lago de fuego” y decidimos utilizar el título inglés como nombre del club. Así nació Dragonslayer. Cuando empezamos a funcionar y a conocer más gente con las mismas inquietudes, en 1989, lanzamos el fanzine del mismo nombre. Fueron tres números editados bimensualmente que resultaron en una de las experiencias más increíbles que te puedas imaginar. Gracias al fanzine conocí a Pierrot, a la gente del Círculo de Lhork, y a muchos otros. Lamentablemente la financiación de un fanzine es una tarea titánica y un cuarto número se quedó en el tintero.

¿Cómo nace la revista en papel?

Pues la revista nace de una forma casual. Habíamos lanzado la revista en PDF en 2005 y sorprendentemente había funcionado muy bien, lo que llamó la atención de la gente de NBC Universal. Por aquel entonces iban a lanzar el canal SciFi. Con ellos estuvimos dos años haciendo la revista SciFi, que si no recuerdo mal fue donde te conocí a ti. Al final del contrato decidimos no renovar por que no nos encontrábamos cómodos y queríamos continuar con Scifiworld. Íbamos a lanzar la revista en PDF de nuevo cuando, un buen día, una gente que acababa de montar una editorial en Santiago de Compostela, cuyo único título en aquel momento era un libro de partituras de gaita, nos ofreció el salir en papel. Y aquí estamos 39 números después.

¿Cuál es el secreto para que aún se mantenga en pie desde una pequeña empresa y desde una pequeña ciudad?

Pues imagino que el secreto no es otro que al esfuerzo y la ilusión. Scifiworld es una revista atípica en muchos sentidos, no sólo el de ser una revista de género. Todos tenemos nuestro “trabajo alimenticio” y se podría decir que la hacemos en nuestro tiempo libre. Con mucho esfuerzo y noches sin dormir. Y sobre todo gracias a nuestros colaboradores. Todos ellos fantásticos e increíbles que aportan sus artículos con mucho cariño e ilusión. Ellos son los que hacen realidad Scifiworld. Bueno, ellos y los lectores que nos siguen tanto en la web como en el magazine. Sin ellos Scifiworld no sería posible. Te diré que creo que la gente tiene una visión equivocada de nosotros. Muchos todavía nos asocian con Universal. Otros deben pensar que somos una suerte de multinacional o de gran empresa… ¡Y nada más lejos de la realidad!. Scifiworld sigue la filosofía de los fanzines. Todos aportamos lo necesario para que el proyecto salga adelante. Tanto en on-line como off-line. Los recursos, escasos, que podemos obtener con Scifiworld se invierten en llevar a cabo otros proyectos. Así en como, estos cinco años, hemos conseguido sacar adelante exposiciones como King Kong Solidario; libros como Paul Naschy, la máscara de Jacinto Molina o Profanando el sueño de los muertos entre otros; revistas como Historias Asombrosas; aplicaciones para dispositivos móviles como el SFW News o la versión digital del magazine, el radioshow, festivales como Shots, etc. En cuanto a que Scifiworld se haga desde un lugar totalmente descentralizado te diría que es algo natural en los tiempos que vivimos. Antes era necesario que una redacción estuviese establecida en Madrid o Barcelona pero hoy en día, gracias a Internet, esto ya no es así. Desde cualquier parte estás comunicado con todo el mundo y eso facilita mucho las cosas. Evidentemente tiene sus inconvenientes pero no es un handicap insalvable.

¿Cuál es el criterio para elegir portada?

La primero que se intenta es que vaya en consonancia con los contenidos del número. Luego dependiendo de estos intentamos que sea lo más llamativa posible. A lo largo de todos estos números habrás visto portadas de todo tipo. Desde ilustradas, en homenaje a revistas como Famous Monsters, a otras más radicales como las dedicadas en el número pasado al film de Fulci o la que ilustró el especial de zombis. Algunas surgen de bromas como la dedicada a la película Machete en la que se veía a Lindsay Lohan lamiendo el cañón de un revólver caracterizada como una monja y que coincidía con la visita del Papa a nuestro país. O la del próximo número 39 que es, con diferencia, la más retro que hemos hecho hasta ahora.

¿Cuáles son los siguientes proyectos de Scifiworld? ¿Seguirá produciendo películas, publicando libros, cómics…?

Pues alguno ya te lo he comentado como “Spanish Horror Icons”. Vamos a continuar nuestra línea de cómics, que ya iniciamos con la publicación on-line de Salvaje. Libros como The Movie Orgy. Un viaje alucinante al cine de Joe Dante, otro que se presentará en Sitges 2011 sobre The Twilight Zone y una nueva línea de libros que se imprimirán bajo demanda y que tratarán diversos temas, eso sí, siempre de cine fantástico. En cuanto a la producción audiovisual si tenemos algunos proyectos en marcha principalmente orientados a televisión de los que todavía no puedo adelantar nada. Por lo demás continuaremos con todo lo que hemos lanzado hasta ahora. Y nuevas cosas que surgirán a medida que avancemos, claro.

De todos los números que habéis publicado, ¿cuál es tu preferido?

¡Difícil pregunta! Quizá me decantaría por el que realizamos con motivo del fallecimiento de Paul. Fue increíble ver como se volcó todo el mundo. Nos llegaron emails de muchísima gente, desde Francia a Estados Unidos, pasando por Portugal, Italia, etc. Todos querían  para aportar su granito de arena al homenaje para recordar su figura. Fue muy emotivo.

¿Qué cambios has vivido profesional y personalmente desde que comenzaste a dirigir Scifiworld hasta el momento actual?

Duermo menos. ¡Mucho menos! Algunos incluso piensan que en realidad somos dos personas, Luis y Miguel. Podría decirte que lo mejor ha sido el poder conocer a algunos de mis ídolos como Christopher Lee, Ray Harryhausen, George A. Romero… pero la realidad es que lo mejor ha sido conocer a mucha gente maravillosa a la que hoy puedo llamar amigos como a mis socios Raúl Gil y Ángel Sucasas, a Juan Andrés Pedrero Santos, Tomás Fernández Valentí, Ángel Agudo, Diego Vázquez, Álvaro Pita, Ángel Sala, Sergio Molina, David Doncel, Alfonso Merelo, David Mateo, tú mismo y muchos otros que no nombraré para no alargarme hasta la saciedad. También fue increíble ver mi nombre en el Fangoria americano. Algo increíble porque a día de hoy todavía la sigo, solo que ahora lo hago en compañía de muchas otras como el L’ecran Fantastique, Mad Movies, SFX, Scifinow, Rue Morgue, etc… La parte mala es que, como te decía antes, Scifiworld ocupa demasiado de mi tiempo libre, lo que no me deja disfrutar de mi familia tanto como quisiera. Digamos que es uno de los inconvenientes de que tu afición se “profesionalice”.

¿Crees que por ser director de la única revista de cine fantástico del país los profesionales te tratan de una manera especial?

No. Soy una persona muy sociable a la que le gusta conocer gente y eso creo que se nota cuando alguien trata conmigo. Evidentemente hay algunos profesionales, sobre todo lo que nosotros llamamos la vieja guardia, a los que parece haberle dolido el que Scifiworld naciese en papel y que se mantenga. Quizá porque es algo que les hubiese gustado hacer ellos mismos o quizá el motivo sea otro ¡más maquiavélico! El caso es que ésta es una de las cosas que más lamento. Sobre todo por que me gusta pensar que Scifiworld es una revista para todos y de todos. Seas entendido o profano en la materia. Concibo el cine como una experiencia colectiva. No es lo mismo ver una película en tu casa sólo que verla con amigos y lo mismo sucede cuando vas a una sala. Hay algo mágico en la experiencia de compartir esos momentos. Y lo mismo sucede con la revista. Su objetivo es ser compartida tanto por profesionales como por aficionados. Es por ello que en sus páginas puedes encontrar artículos más “sesudos” como artículos más destinados a los que inician los caminos del fantástico. Siempre he dicho que la unión hace la fuerza. Si en vez de malgastar nuestras energías en mantener y potenciar nuestras respectivas parcelas nos uniésemos todos en algo mucho mayor no habría límite en lo que podríamos alcanzar. Lamentablemente, existe un mal endémico llamado “ego”. Y parece ser que en el fantástico este se multiplica por 10.

¿Qué privilegios puede tener el director de Scifiworld con el mundo del fandom?

¿Privilegios? pues como no sea el conocer, como te decía antes, a algunos de nuestros ídolos… privilegios pocos. El mayor privilegio que puedo haber tenido desde que nos embarcamos en Scifiworld puede ser el poder llamar amigo a Paul Naschy, Christopher Lee, Mick Garris o Guillermo del Toro, entre muchos otros. Con el mundo del fandom no creo que tenga ningún privilegio. Eso si me he dado cuenta de que muchos se deben pensar que soy mucho mayor ¡me tratan de usted!

¿Qué crees que quedará de todo ello una vez que la revista ya no se publique (y esperemos que esto no ocurra nunca)?

Por desgracia ese es un momento que tarde o temprano llegará. Me gustaría que la gente nos recordase con el mismo cariño con el que yo recuerdo el Fantastic Magazine. Espero que la disfrutasen y que perdonen todos los errores que hayamos cometido en el camino. Y para la historia supongo que quedará el que, hasta ahora, hayamos sido la revista más longeva, editada en España, sobre cine fantástico. Pero puedes estar tranquilo, seguro que cuando Scifiworld desaparezca habrá quien tome el relevo. Lo único que espero es que no dejen pasar mucho tiempo entre nosotros y esa otra revista de tirada nacional dedicada a éste género que amamos. Lo que pasó hasta ahora con las publicaciones especializadas no puede volver a suceder.

¿Te molestó en algún momento que yo dejara de publicar en la revista?

En ningún momento me molestó que dejases de colaborar habitualmente con nosotros. Siempre lo entendí como un hasta luego y no un adiós. ¡De hecho en un próximo número saldrá una entrevista realizada por ti! Mi respuesta anterior es aplicable a esta pregunta. El problema es sacar tiempo para salvar la distacia entre Galicia y Madrid. Si te fijas te llamé en cuanto supe el problema que atraviesas e incluso hemos intercambiado muchos e-mails en este tiempo.

¿Habéis producido un documental sobre Paul Naschy, El hombre que vio llorar a Frankenstein? ¿Qué significó Paul Naschy para Scifiworld y para ti?

Puedo decirte que desde que conocí a Paul surgió una bonita relación, que creció hasta que casi podría decirte que la sentía como de padre/hijo. Con el compartí muy buenos momentos y me ayudó en muchos malos momentos. Me dio buenos consejos y me animó, como sólo el podía hacerlo, a seguir adelante. A perseguir mis sueños. A luchar contra viento y marea por lo que uno quiere. A semejanza de lo que él hizo con y por el fantástico. Fue un honor y un privilegio haberlo conocido. Y más aún llamarle amigo. Para Scifiworld fue un mentor, un ídolo, un estandarte, un ejemplo de perseverancia. De lucha constante e incansable. Una figura que venerar y reivindicar. Un ídolo en el panteón del fantástico junto al de Karloff, Lugosi, Chaney, Lee, Price, Cushing…

No habéis dedicado la misma atención a Jesús Franco, otro de los pilares del cine fantástico español que aún está vivo. ¿Por qué? ¿La revista intenta ser objetiva en este sentido o mantiene preferencias? Igual pregunta te hago respecto a los festivales, ya que me da la impresión de que os volcáis con Sitges, que se lo merece como gran festival que es, pero dejáis bastante de lado otros seguro que menores.

Veamos. Siempre hemos intentado ser ecuánimes en este tema. Desde el libro Profanando el sueño de los muertos a la nueva sección de la revista llamada “Spanish Horror Icons” tratamos de hablar de todos y cada uno de las personas que crearon fantástico en España. Es cierto que debido a la cercanía con Paul, además de que se lo merecía, se le ha dado una mayor relevancia. Pero por la páginas de Scifiworld han pasado nombres como los de Juan Piquer Simón o Eugenio Martín entre otros. Y muchos más lo harán ahora a través de “Spanish Horror Icons”. Además pronto lanzaremos spanishhorroricons.com un portal en la red destinado al público angloparlante dedicado al cine fantástico español de ahora y siempre. En cuanto a los festivales he de decirte que tratamos de cubrirlos todos o casi todos. Evidentemente el presupuesto anual del que disponemos para cubrir festivales es muy exiguo y no podemos hacer todo lo que quisiéramos. ¿Qué a Sitges le dedicamos más? Pues sí. Por dos razones principales. La primera es que es el mayor festival de género que existe, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Por el pasan muchísimos títulos que son premiere mundial o europea, además de muchos títulos que no llegarán al mercado español. La segunda es más personal. Se remonta a mi adolescencia, cuando ponían Noche de lobos en Antena 3, Alucine en TVE y Noche de miedo en Tele 5. Fue una época dorada para el fantástico, con todos esos programas en la tele y varias revistas en los quioscos. Y todos tenían algo en común a todos ellos. Sitges. Desde aquél momento, en el que leía u oía hablar de esa pequeña localidad donde se reunían mis ídolos y se proyectaban todas aquellas películas, siempre quise poder visitarlo. Y cuando por fin lo conseguí, no sólo colmó todas mis expectativas sino que las superó. Es un festival en el que tienes la posibilidad de acceder a esas personas de una manera que en cualquier otro del mundo es imposible. Eso genera una magia especial. Un sentimiento de confraternización inigualable. Y es que Sitges es muy especial hecho por gente maravillosa, que además son unos estupendos profesionales. Quizá por ello nos volquemos más con el, aunque en Scifiworld hemos cubierto desde festivales europeos como el Fantasporto (con su increíble equipo a los que conoces y quieres casi instantáneamente), Trieste, Estrasburgo (con el increíble Daniel Cohen a la cabeza), Gerardmer, etc, a españoles la Semana de Cine Fantástico de San Sebastian, el Fant de Bilbao, el Fancine de Málaga, el Cryptshow de Barcelona, etc.

¿Qué significa Scifiworld en este momento para ti?

Scifiworld es un sueño que ha superado todas mis expectativas. Siempre soñamos con poder publicarla en papel y aquí estamos ¡a punto de cumplir los 40! Además es una plataforma maravillosa para poder dar rienda suelta a otros proyectos como el cómic, el audiovisual y mil cosas más.

¿Y qué crees que significa Scifiworld en este momento para el mundo del fandom español?

Sé lo que me gustaría que significase pero lo que significa deberían decirlo ellos, ¿no crees?

Muchas  gracias, Luis. Una última cosa, por barrer para casa: ¡dedicadle más espacio a Friki Films en vuestras páginas! ¡Un abrazo!

Entrevista por José Manuel Serrano Cueto.

Fotos cedidas por Luis M. Rosales.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: