jump to navigation

‘Strings’, una aventura épica de títeres agosto 16, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Animación, Aventuras, DVD / Blu-Ray.
Tags: ,
trackback

Hace ya mucho tiempo Jiri Trnka dejó claras las cualidades de Europa en el cine de animación y, más concretamente, en el terreno de las marionetas. Gracias a la distribuidora A Contracorriente Films tenemos la oportunidad de ver en DVD Strings (Strings, Anders Rønnow Klarlund, 2004), una coproducción entre Dinamarca, Noruega, Suecia y Reino Unido que, alejándose de la tendencia de la animación tridimensional, apuesta por la artesanía en una aventura de corte fantástico que entronca con el teatro shakesperiano. Las marionetas, más de un centenar, manejadas con la maestría de los mejores titiriteros del mundo, transmiten, sin ni siquiera abrir la boca, tanta emoción como emocionante es el viaje de su protagonista, Hal Tara, hijo del fallecido rey de Hebalon. Engañado por su tío Nezo, que le hace creer que su padre ha sido asesinado por el pueblo de los “zeriths”, cuando la realidad es que el monarca se ha suicidado, Hal no tiene sino la venganza como objetivo inminente. En su periplo descubrirá cuál es la verdad del reino en el que se ha criado… La resolución que el príncipe da al conflicto entre los “zeriths” y Hebalon es del todo revolucionaria y propone una lectura más que justa sobre el colonialismo, mensaje que podría aplicarse aún hoy a ciertos resquicios de tierra que siguen “hurtados” a sus antiguos moradores.

Aunque el guion de Strings no sea nada original, soportando bien, eso sí, todos los tópicos habituales de la tragedia épica, la estética de las marionetas de hilo facilita una rica e interesante simbología mística (los significados más obvios: la conexión con el cosmos o la posibilidad de que seamos títeres al servicio de un ente superior), conformando un universo tan extraño como fascinante, y permite licencias difícilmente asumibles desde una película convencional (¿cuántas actrices, por ejemplo, pasarían tanto tiempo desnudas como lo hace el personaje de Zita aquí?). En algunos momentos, el tono y los ambientes remiten a El cristal oscuro, pero Strings es una película más madura, cruel y atrevida que la que Jim Henson y Frank Oz dirigieron en 1982.

Anders Rønnow tiene la destreza de transformar las maquetas en grandes escenarios, poniendo la cámara a la altura de los muñecos y manejándola con la misma soltura que si de una película de actores reales se tratara. Impecable, pues, a nivel técnico, Strings (”Cuerdas”) es una agradable rareza en unos momentos en los que los productores suelen ir a tiro fijo, copiando hasta la saciedad las fórmulas de moda.

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: