jump to navigation

“Malas pero divertidas. 100 películas inconfesables”. ¡Un libro desternillante! noviembre 4, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine español, Cine estadounidense, Cine italiano, Cine oriental, Comedia, Documental, Drama, Fantasía, Gore, Libros, Musical, Noticias, Terror.
Tags: , , , ,
add a comment

La editorial catalana Raima acaba de lanzar un nuevo volumen de su colección Cine x Cine, Malas pero divertidas. 100 películas inconfesables, cuya temática, las mejores películas malas, no podría tener otros  anfitriones que Naxo Fiol, Víctor Olid y Aratz Juanes, devoradores acérrimos de betas, uvehacheses y deuvedés de baratillo y, además, ellos mismos cineastas y videoastas de la cochambre. ¿Quién mejor, pues, que alguien que practica lo que degusta y analiza para escribir un libro sobre frikadas del quince? Con un lenguaje desvergonzado, muy de barrio, directo y sencillo, que no del todo vulgar, en ocasiones incluso “naïf”, el trío derrocha sentido del humor con matices (de lo escatológico a la ironía fina), porque sentido del humor hay que tener para ver las películas de las que hablan y para escribir un libro de tal calibre. Lejos de repartir estopa gratuitamente, como por ejemplo hacen algunos críticos de relumbrón, Fiol, Juanes y Olid se ríen sanamente de y con las películas que proponen, aceptando con regocijo y total sinceridad que, si son malas y las disfrutan así, ellos mismos forman parte de la chaladura del cine malo.

Malas pero divertidas me ha provocado algunas carcajadas (la reseña de El Tunche se lleva la palma), porque si los autores se ríen de sus sombras, como decíamos, imaginad lo que son capaces de decir de los demás, siempre con guasa y, sobre todo, con absoluto conocimiento de lo que hablan. ¡Cómo si no son capaces de encontrar analogías entre las películas de Mariano Ozores y algunas comedias latinoamericanas!… Estos tipos saben mucho, mucho del cine basura porque, a las edades que ya tienen -ninguno cumple ya los 30- no han pasado la etapa juvenil de la cinefagia compulsiva y aún buscan y rebuscan cintas ignotas, pestilentes y cachondas allá donde pueden, ya sea en cajones de saldo o en las estanterías virtuales de Internet.

En Malas pero divertidas, cuya ilustración de cubierta es de ovación, se pueden encontrar títulos del cine “trash” tan conocidos como Supersonic Man, Serpiente de mar y La invasión de los zombies atómicos, pero también, y sobre todo, muchas rarezas, como El violador infernal, Traxx, Jarry Putter, La mataviejitas: asesina serial o incluso un documental de Leonardo Dantés, L.A.R.R. Si desternillantes son los textos de las reseñas, el lector no puede dejar pasar los pies de foto, donde se leen perlas del humor negro (y malalechero) como “Christopher Reeve hablando de caballos con un niño repelente” (en el apartado de Superman 4: en busca de la paz).

La única pega que le pongo al libro es que las reseñas no vienen firmadas, así que no sabemos de quién es cada cual, algo que la primera persona con la que están elaborados los textos pide a gritos. Habría bastado con escribir las iniciales de cada uno bajo cada título comentado, ya que, aunque quienes conocemos al trío podemos jugar a relacionar, quienes nada sepan de los autores difícilmente podrán adjudicar una u otra película a cada uno de ellos. Hay que decir, no obstante, que el estilo de los autores es tan parecido que quienes no los conozcan apenas notarán que hay tres plumas tras el libro.

Por último, si las películas reseñadas son la rehostia, el listado de otras “cien películas inconfesables” (certero subtítulo, porque quién es capaz de confesar haber visto tales bazofias) deja al lector, o al menos a mí, con las ganas de haber leído el comentario de, por ejemplo, Nadie conoce a nadie (Mateo Gil, 1999), que los autores se atreven a incluir en tan pringosa recopilación.

Algunas joyitas:

“Una película tan cutre, tan cutre, tan cutre, que ofendería incluso a Paco Calatrava” (en la reseña de Los extraterrestres (Enrique Carreras, 1983).

“A los 45 minutos de metraje, tras percatarme de que solo quedaban dos actores humanos en el reparto, me asusté” (en Estrella de cristal, un pasajero peligroso (Lance Lindsay, 1986).

“El tal Tunche es una mano enguantada en goma verde a la que han pegado unH.Pas uñas blancas con plastilina y han customizado un poco” (en El Tunche (Nilo Inga, 2006).

“El muchacho se saca hasta la pilila -eso sí, flácida- y una jovencita simula practicarle una mamada” (en El Anticristo 2 (Germán Monzó, 1989).

“Los rayos que lanza el demonio por los ojos -y posteriormente el violador- son simplemente dos palitos color naranja que han pintado sobre el fotograma con algún Carioca desgastado” (en El violador infernal (Damián Acosta Esparza, 1988).

Malas pero divertidas es un libro friki de películas frikis y no solo para frikis. Tenía que estar en este blog, sin duda.

El libro se presentará el próximo 19 de noviembre en la XXIII Maratón de Cine Fantástico y de Terror de Sants, Hostafrancs y La Bordeta, a las 17 horas, en el Salón de Conferencias del Centre Cívic de les Cotxeres de Sants (Calle Sants, 79 – Barcelona). Al final de la presentación, se proyectara el corto H.P. Lovecraft’s Vacon, de los autores del libro.

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

¡Todo el cine Friki Films en Filmin!

http://www.filmin.es/catalogo?distributor=Friki+Films

¡Y visita:

Friki Films!

Anuncios

Jesús Franco lee sobre Jess Franco octubre 21, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine español, DVD / Blu-Ray, Friki Films, Libros.
Tags: ,
3 comments

El amigo José Roberto Vila, director de psicotronías como See You Later Cowabunga! y Planeta Atlón, me ha hecho hoy un regalo que me ha alegrado la mañana. Los pequeños detalles son siempre muy importantes, así que agradezco a Vila enormemente su atención. Vila ha estado en Málaga, su tierra, con Jesús Franco, al que le ha entregado “mi” libro Jess Franco. Tutto sul suo cinema “spiazzante”. Nada más verlo, Franco dijo “espero que este no hable mal de mí”. Yo espero, si su italiano le ha permitido leerlo, que le haya gustado.

De “motu propio”, sin que yo se lo pidiera, José Roberto Vila ha inmortalizado el momento en varias instantáneas, una de las cuales, aquella que más me gusta por la sonrisa de Jesús, os muestro arriba.

Aprovecho el momento para recordaros que Friki Films tiene en su catálogo la última película de Jesús Franco, Paula-Paula.

¡Todo el cine Friki Films en Filmin!

http://www.filmin.es/catalogo?distributor=Friki+Films

¡Y visita:

Friki Films!

Esos tipos raros que hacen cine… “300 directores malditos” septiembre 19, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Libros.
Tags: , ,
add a comment

A Augusto M. Torres le placen los libros de la A a la Z y las recopilaciones matemáticas. Solo hace falta echar un vistazo a su bibliografía para comprobarlo: Diccionario de directores de cine, Enciclopedia Espasa del cine, El cine italiano en 100 películas, El cine norteamericano en 120 películas, 100 años de cine : 100 películas : 100 directores : 100 actrices : 100 actores… También ha hecho gala de cierto gusto por los cineastas menos populares, como se comprueba de los volúmenes Cineastas insólitos o en este 300 directores malditos (Madrid, Cátedra, 2011) del que hablamos ahora. A modo, cómo no, de diccionario, Torres recopila los que para él son 300 directores importantes, por uno u otro motivo, y que sin embargo no han gozado del prestigio de otros más afamados. Una ficha bio-filmográfica y el listado de sus películas conforman cada una de las entradas, dedicadas a gente tan dispar como René Allio, Benjamin Christensen, Tommy Lee Jones, Pàl Gàbor, Joaquim Jordá, Jean Cocteau, Alan Bridges, Michele Placido, Sergei Bodrov, Steve Kloves, Hirozaku Kore-Eda, Joseph H. Lewis, Aleksander Ford, Bruno Nuytten, Leos Carax, Peter Fleischman, Terence Davies, Tom Ford, Monte Hellman, Byron Haskin, Ed Harris…

Entre los directores de Torres hay poetas, modistos, actores, técnicos, etc., gente que, en definitiva, se ha acercado al cine como una opción secundaria dentro de sus periplos profesionales, pero también hay directores de largo recorrido y poco reconocimiento.

(más…)

‘Alber Ponte. Corto en las venas’ agosto 3, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine español, Cortometrajes, Libros.
Tags:
add a comment

Hay que elogiar, en primer lugar, la valentía de que una editorial dedique no un libro al cortometraje español, que ya sería loable, sino a una de sus figuras principales, máxime dentro de la vertiente más independiente del sector (lo que ya es decir mucho). El primer volumen de “Aproximaciones a la Culturas Hispánicas”, colección de Iberoamericana Vervuert, se centra en la figura de un director desconocido para el gran público, pero, sin embargo, un gran conocido, y respetado, nombre dentro del cine corto español. Se trata de Alber Ponte, cineasta analizado con dedicación por Ralf Junkerjürgen y Pedro Álvarez Olañeta, que repasan las claves de su obra y han tenido el acierto de dar voz al propio cineasta. Si el libro en sí supone ya una joya, Iberoamericana Vervuert se apunta otro tanto al editar conjuntamente un DVD con algunos de los más importantes trabajos de Ponte: El origen del problema, Una luz encendida, Esperando, Rosita y Jacinto y Pernambuco.

Alber Ponte. Corto en las venas es un ensayo sobre un cineasta especializado en un formato considerado menor y que, sin embargo, como muy bien dice él mismo en el libro supone el “hermano mayor” del largometraje porque el cinematógrafo comenzó sus películas en pequeña duración. Leyendo el libro, leyendo a Ponte, no solo se nos transmite su pasión por el cine, sino también su particular visión sobre una forma de hacer y contar ajena a una industria que se suele mover por otros parámetros. Laureado en multitud de ocasiones, Ponte, que dio sus primeros papeles a gente como Luis Tosar, Nancho Novo o Luis Zahera, ha rodado tres largometrajes ignotos y varios documentales, pero es en el cortometraje donde ha conseguido expresarse con precisión. El libro descubre los temas, las obsesiones, las constantes de una filmografía amplia con sello propio.

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

‘Por qué las suecas son un mito erótico’ según Erika Lust julio 8, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Erótico, Libros, Porno.
Tags: ,
add a comment

Las mujeres suecas son un referente erótico por excelencia. En España, el cine cómico de la dictadura, con Landa y López Vázquez a la cabeza, pero también con Sacristán, Leblanc y otros tantos “machos” patrios, ya nos dejó clara la postura del españolito de la época: a la playa se iba a ligar con las suecas. Ahora Erika Lust, otra sueca, directora de cine porno y erótico, nos descubre el lado “sex” de sus paisanas en el libro Por qué las suecas son un mito erótico. Un manual para conocer las armas secretas de las diosas del norte (Editorial Océano, 2011), un volumen de poco más de 150 páginas en el que se desprende, sobre todo, mucho sentido del humor. Análisis sociológico, pinceladas artísticas, flashes idiomáticos y, por supuesto, cine, son algunos de los temas que Lust trata en su nuevo trabajo escrito. Al cabo de todo, Por qué las suecas son un mito erótico se transforma en un libro de autoayuda, de autoayuda para conquistar a las suecas, por ejemplo, que es lo muchos lectores van buscando tras la compra de este volumen: “Defínete como un feminista convencido. O, por lo menos, como un firme defensor de la igualdad. Cualquier atisbo de machismo, educación a la antigua o comentario que desvele que en tu casa no fregaste un plato hasta que te fuiste a la Universidad porque lo hacía todo tu madre, te convertirá inmediatamente en un excandidato (…)”, pág. 121. Si no sabes que regalarle a la chica sueca a la que quieres conquistar, Lust de da opciones, como por ejemplo las chocolatinas Aladdin, un juguete erótico de Lelo (de venta en farmacias) o alguna botella de Julmust.

(más…)

‘Tod Browning’ en la colección Signo e Imagen / Cineastas de la editorial Cátedra julio 6, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine estadounidense, Libros, Terror.
Tags:
add a comment

El próximo septiembre, la prestigiosa editorial Cátedra publicará el monográfico Tod Browning, dedicado al padre de los “freaks”, el creador de la extraordinaria La parada de los monstruos. Tengo el honor de firmar este libro para una de las colecciones de cine más importantes de la bibliografía cinematográfica española: Signo e Imagen / Cineastas. El ensayo recorre toda la obra del cineasta, especialmente, como es de lógica, aquella que se conserva (gran parte de su filmografía está perdida) y ahonda en sus temas y obsesiones.

‘Andrei Tarkovski’ bajo la mirada de Carlos Tejeda junio 23, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Entrevistas, Libros.
Tags:
1 comment so far

Uno de los analistas cinematográficos más interesantes de los surgidos en los últimos cinco años responde al nombre de Carlos Tejeda. Su debut en la bibliografía se produce con un profuso y reflexionado ensayo sobre las bellas artes en el cine. El arte en fotogramas, editado por Cátedra, una buena casa para integrarse en las huestes editoriales. Por eso es muy de enhorabuena que sea la propia Cátedra quien le publique su segundo libro en solitario -entre el citado antes y el que comentamos ahora media uno colectivo, El pulso del narrador. Los contrapuntos de Jaime de Armiñán. Y se enfrenta Tejeda a un miura, ya que el libro de  Cátedra dentro de la colección Cineastas es Andrei Tarkovski. Ahí es nada. Pero, ¿quién mejor que un experto en arte para escribir sobre Tarkovski, cineasta que valoraba por encima de todo el cinema como medio de expresión artística? Se cuida Tejeda bien de advertir al lector en su introducción: “En el arte sólo existe la verdad del creador que, después, cada uno interepreta a su modo”, pág. 14. Únicamente esta frase valdría para hacer entender que todo lo que luego se va a leer no es sino la interpretación que de una obra hace una persona y que cada persona tiene su propia interpretación. ¿No es este el sentido del arte, provocar tantas lecturas como receptores haya? Hemos querido que sea el propio Tejeda quien nos hable algo más de Tarkovski y de su libro:

(más…)

‘Joseph Losey’, de Joaquín Vallet junio 4, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Libros.
add a comment

Uno de los últimos libros de la colección Signo e Imágen/Cineastas, de la editorial Cátedra, está dedicado a la figura de Joseph Losey. Nos encontramos, una vez más, con la reivindicación de un cineasta de cierto éxito en el pasado, pero no demasiado conocido hoy pese al interés indudable de buena parte de su obra. El autor del ensayo, Joaquín Vallet, asegura que “El olvido del que ha sido objeto en estas últimas décadas, además de contrastar con el prestigio que acumuló en los años sesenta, dice muy poco a favor del tiempo en que vivimos, ya que la base ideológica de los films de Losey o la preocupación por ofrecer un mensaje meditado y coherente que nada tenga que ver con discursos oficiales o correcciones políticas, choca con un universo cinematográfico donde la ideología ha quedado condenada al ostracismo y en el que la construcción de una puesta en escena trabajada y sugestiva se subordina a los excesos infográficos y a la progresiva conversión del Séptimo Arte en un despersonalizado émulo del desquiciante universo de los videojuegos”, pág.12. En Joseph Losey, primer libro en castellano sobre el director, Vallet repasa cronológicamente la filmografía del autor de El muchacho de los cabellos verdes, El sirviente y Accidente.

De una marcada personalidad, presente en sus películas, Losey sufrió por ello la “caza de brujas” en los Estados Unidos y decidió exiliarse a Gran Bretaña para continuar siendo fiel a su ideología: “La situación profesional de Losey era completamente dramática al tener, prácticamente, que empezar de cero en un país que, al igual que la mayor parte de Europa, estaba sufriendo las largas secuelas de 6 años de guerra”, pág. 48. A Losey le interesaba principalmente el ser humano y concretamente su soledad en el mundo (la misantropía irá subrayándose cada vez más en su obra).  Al cineasta le gusta por encima de todo indagar en sus personajes y por eso recurre en ocasiones a los espacios cerrados, donde los conflictos -internos, externos- se magnifican.

Joseph Losey nos acerca, pues, al universo de un cineasta único. Un descubrimiento para las nuevas generaciones, un (re)descubrimiento para los que se olvidaron de él hace tiempo.

Texto: José Manuel Serrano Cueto.

Hoy Vincent Price cumple 100 años mayo 27, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine estadounidense, Libros, Terror.
Tags:
add a comment

En un día como hoy, de hace cien años, Vincent Price llegó al mundo en la localidad de Saint Louis (Missouri) dentro de una familia acomodada con una prestigiosa tradición confitera. El pequeño “Bink”, como lo llamaban cariñosamente sus allegados, se convertiría a la postre en un experto en bellas artes, un gurmé exquisito y todo un “gentleman”. Ninguna de estas facetas suyas, sin embargo, le haría alcanzar la popularidad que hoy ostenta, aunque, todas ellas, ayudaron a conformar el mito: Vincent Price es uno de los más grandes emblemas del cine de terror de todos los tiempos gracias a Los crímenes del museo de cera, La mosca, el ciclo de Edgar Allan Poe que dirigió Roger Corman, los Phibes y los subproductos setenteros/ochenteros… Hoy, 27 de mayo, Vincent Price ha vuelto a nacer. Mientras yo vuelo hacia París, una ciudad que detestaba (prefería Londres y Roma) como extraño homenaje: espero enamorarme de la capital francesa para contrariar a Price, uno de los actores que más me han fascinado siempre. En 2004 dediqué un pequeño libro al padre de Eduardo Manostijeras, trabajo se ha visto ampliado en Vincent Price. El villano exquisito, que acaba de publicar T&B y que podréis encontrar en la Feria del Libro de Madrid que hoy, vaya cosa del destino, también comienza. Búscalo en la caseta 187.

‘Jesús Franco’, de Carlos Aguilar mayo 25, 2011

Posted by José Manuel Serrano Cueto in Actualidad, Cine español, Críticas, Friki Films, Libros, Terror.
Tags: , ,
1 comment so far

He tardado algún tiempo en dedicar un post al libro Jesús Franco, de Carlos Aguilar. No ha sido por vaguería intelectual, sino porque el trabajo merecía degustarse y yo sabía que, forzosamente, acabaría creando poso en mí que conozco personalmente tanto al autor como al cineasta analizado. Nunca me he considerado, y así lo digo incluso en el libro que recientemente publiqué en Italia, un fan desaforado de Jesús Franco. Nunca he militado en las brigadas franquistas, atacando a todo aquel que le pitara penalti o vuvuzeleando cuando marcara gol. No. Más bien he sentido una enorme curiosidad por su persona y un respeto, eso sí, por sus trabajos primigenios. Por eso el enfoque de Carlos Aguilar, el posicionamiento con el que aborda la obra de Jesús Franco, al que él en cierta época admiró y quiso, me parece la más próxima a mí forma de entender el fenómeno del llamado “tío”. Porque Carlos Aguilar estuvo al lado de Jesús durante algún tiempo, como espectador primero, luego como amigo y hasta colaborador (actor incluso), y ahí, en ese distanciamiento/acercamiento/distanciamiento al cineasta se ha fraguado, pese a quien pese, una opinión férrea, auténtica, más objetiva de lo que pudiera creerse en principio. Nadie como Aguilar, pues, que ha sabido mirar en la gloria y el abismo de Franco, para contarnos con pluma de cronista cinematográfico, social y hasta político los dimes y diretes de un hombre/director único en su especie, una “rara avis” que al final ha resultado tener más de “rara” que de “avis”.

Jesús Franco, el estudio que para la colección Signo e Imagen/Cineastas de Cátedra ha realizado Carlos Aguilar, nombre esencial en la historiografía cinematográfica española, no solo es un ensayo sobre Jesús Franco, sino también una especie de poema cinéfilo-sentimental (¿es esto una redundancia?) a una época y una forma de entender el cine de género que el autor ama por encima de muchas otras. Se le podría achacar a Carlos Aguilar su excesiva nostalgia, ya que a medida que avanza el libro, a medida que avanza la obra de Jesús, más defectos suele encontrarle el analista. Pudiera haber algo de esto, quizás rezumando entre líneas, porque algo de esa añoranza tiene siempre Carlos, pero en este caso se corresponde con una, de nuevo, realidad casi objetiva (sí, permítaseme emplear “objetiva” respecto al arte -o su supuesto- de Jess): el cine/vídeo de Jesús Franco va perdiendo fuelle con los años, como si la madurez del autor no existiese, dejando paso a una regresión, quizás infantilización, seguramente equivocación en las ideas (y las formas). Leyendo, y releyendo Jesús Franco, intento no estar de acuerdo con Carlos Aguilar, me esfuerzo por hallar algún punto discordante, pero a la postre, siempre, me acaba llevando a su terreno porque tiene razones, más que importantes, convincentes (aún cuando se limita a casi ningunear algún título dedicándole una o dos frases incisivas).

Si alguien cree que Carlos Aguilar le pierde el respeto a Jesús Franco es que no ha entendido bien el libro. La rabia que a veces surge de la pluma del autor no se corresponde con un arrebato de sadismo digno, sin ir más lejos, del propio Franco, sino a una pataleta cinéfila: “¿por qué diantres, Jesús, no seguiste por el camino en el que comenzaste y que yo tanto disfrutaba?”, es posible entreleerse. Creo, aún con todo el conocimiento hasta psicoanalítico que Aguilar arroje en su texto, que Jesús Franco tiene una personalidad tan arrolladora (quizás tan superflua que parezca precisamente lo contrario) que no hay manera de calarle del todo. ¿Por qué, Jesús, por qué haces lo que haces? Y lo más sorprendente de todo, fascinante, es que, haga lo que haga, siempre tiene con él una cohorte de admiradores. Su última película, Paula-Paula, así lo demuestra. Todo un fenómeno del cine, Jesús, desmigado, y hasta descuartizado, por la mirada siempre especial de, no lo olvidemos, uno de sus seguidores (en tiempos mejores, eso sí).

Texto: José Manuel Serrano Cueto.